julio 12, 2008

Mamabolsa

Siempre supuse que mi madre había sido bolsa en una vida anterior, como queriendo resguardar el destino en cada cosa. Preservar el accidente de cada objeto, por inercia natural. El karma de la envoltura, insiste el polietileno. Lo que se queda en la espalda del nylon. Ella podrá burlar culpas entre la transparencia.
Como abierta a los pasos apostolados del nirvana. Solía embolsarse, meterse en las protuberancias asfixiantes de una escarcela, y así cubría todos los objetos de la casa con estos elementos propicios, el control remoto, la computadora, el micrófono, todo iba siendo reembolsado, así preservaba el televisor, la mesa de luz, el inodoro, la heladera y el ventilador del techo.
Un día decidió embolsar a toda la familia sin cotización, sin habitáculos de tornos de molares cabizbajos. Ella también se introdujo en una bolsa de consorcio. Y era regresar, volver atrás. Reencontrar la acción pretérita. Supuse también que estaba cómoda en esa vida, siendo bolsa.
Las asas saben del riesgo que asume cierto inquilino desprotegido, el plástico poli cromático infértil ante su maternidad. Así nos escapábamos del agua. Descuidados del polvillo que interviene impávido en el pensamiento. Ser bolsas puede resultar más atractivo que ser humanos. La reminiscencia en boga. El mismo andarivel para todos los concursantes. El mismo divertimento para mi madre, que expuesta a la sin razón de la boca, todo lo arropa, todo lo escolta. Un punto fijo atrapa figuras recicladas en la porción exacta de infinitud.
La escarcha reciclada, nuestra basura y todo año nuevo fingido en la bolsa de hielo muerto en los confines del patio. Yo también sentí la traición cuando se rompió la placenta que presagiaba mi origen, mi secreción, la mano que toca realidades imposibles, fuera de la bolsa.
Tantos recaudos nos protegen del miedo sistémico bajo la orilla del celofán, para no respirar, castigar las premoniciones oraculares, andar acurrucados.
Cuando lluevan bolsas, nos habremos desvencijado tanto, que la piel tendrá sabor a claustro.
Así fuimos por la vida, queriendo más, pidiendo más, preguntando cuántas bolsas necesita uno para subsistir, erradicando el avasallamiento de los espacios abiertos sobre la deformación del rostro.
Ella se extingue con ellas. Seducida en parte por su elasticidad, castigadas en parte por su desalojo. Mamá y las bolsas son la misma cosa. Difieren sólo en la luz que pueda adoctrinar desde el techo su hábitat. Luz que queda en los bordes con marcas de uñas gastadas.
El mejor pecado de la vacuidad, sentirse repleto ante la nada. También las bolsas gestaran los hijos ventriculares del devenir, para inundar de aire los subtes con basura invertebrada.

27 comentarios:

Palbo dijo...

Cuento breve:

Mr. Firglebinkle me pidió que le cuide la casa hasta que regrese. Me dio un manojo de llaves y me advirtió: nunca utilices la llave dorada, nunca abras la puerta trasera. Cuando volvió, le devolví las llaves intactas.

menta producciones dijo...

Que buen cuento breve amigo palbo, hasta pronto y te visitare a la brevedad, aprovecho y dejo un abrazo enorme como siempre al querido amigo Fernando otra vez nos ha embolsado con sus fotografías... saludos intersticiales para todos y gracias por las visitas

menta producciones dijo...

Que buen cuento breve amigo palbo, hasta pronto y te visitare a la brevedad, aprovecho y dejo un abrazo enorme como siempre al querido amigo Fernando otra vez nos ha embolsado con sus fotografías... saludos intersticiales para todos y gracias por las visitas

Anónimo dijo...

hola hombre bolsa, hermosos tus textos embolsados. besos de polietileno.

luli

menta producciones dijo...

gracias luli, quiero ser tu hombre detras de las bolsas y embalsamarme con balsamo por muchas bolsas mas.

mamapi dijo...

Gracias amigo por visitar mi blog.
Las personas qe hablan de su madre aunque la comparen con una bolsa, merecen un respeto imponente. No es frecuente,a veces pienso que hay personas que han nacido bajo una col, como un famoso cuento catalán.
Besos y hasta luego

menta producciones dijo...

Muchas gracias a ti por la retribución y por las palabras, tal vez sea una especie de atisbo para salir del tándem edipico......,ja hasta pronto

O.b. medio dijo...

te tenía abandonado pibe! lejos uno de los mejores textos....besos...

menta producciones dijo...

GraCias pipuleta!!! y no me abandones tan seguido!! besos...

menta producciones dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sebastián Lusa dijo...

La retórica complaciente del muro sobrecargado de lágrimas adyacentes, culpidas y escupidas también por marranos corpulentos y reservados del miembro ártico que se desplaza por el polo, rige las travesuras del piano que desenvuelve las notas pendulares, habitando el círculo perimetral del alambrado que rodea la silueta de mi casa.

Tal vez, la psiquis entrañada pueda darse cuenta de que la vida no corre, no vuela... sino te pasa por encima, te aplasta y te pregunta "¿cuándo vas a acabar?", seguido de un escupitajo.

Fachi, te tengo en mi alma y pensamiento todos los días de mi vida, porque además de mi amigo y hermano del alma, sos mi ídolo en todos los sentidos.

Te quiero ver en estos días. Vamos a concretar la tan deseada SALMONEADAAAAAAA.

Te adoro con mi vida.

Un abrazo de gol.



Sebi Lusa.

El Fantasma de Lacan dijo...

Hola! llegué acá porque me lo pasó un amigo tuyo que tiene un fotolog Prisma, una banda...posteó este cuento en el mío...la verdad es que muy bueno el texto, me encantó...el supuso que me iba a gustar y me gustó, supuso bien.
te felicito
un beso y nos vemos por ahí

menta producciones dijo...

Gracias Sebastián querido gracias fantasma también por el comentario por la visita por las vísceras intersticiales arraigadas en las arterias... estoy visitando los pronto un abrazo para ambos fabri

Sebastián Lusa dijo...

Un abrazo para vos, Fachi.
Nos vemos en breve.
Cuidate, my friend.

menta producciones dijo...

Buenísimo amigo nos vemos y gracias por los comentarios, abrazos

miriam dijo...

Pequeños textos grandes.
Lo felicito.
Si lo desea, pasese por nuestro blog e intercambiamos.
Slds, Miriam

menta producciones dijo...

Muchísimas gracias Miriam, es un gusto recibirte, en estos momentos intercambiamos visitas... hasta pronto abrazos intersticiales

miriam dijo...

Un gusto, Sr. Fabricio.
Nos estamos visitando y comentando, yo tb. lo agendo y lo mando a ff.
Slds desde Almagro, Miriam

menta producciones dijo...

Otro saludo inmenso para ti miriam querida desde Rosario seguimos en contacto hasta pronto

Nati Wolf dijo...

¡Qué escrito tan amravilloso! Me diste un paseo por la vida através de las letras expresadas formando oraciones metafóricas. ¡Muy lindo!

Un abrazo para ti

Nati

La Chika de la Luna

menta producciones dijo...

Gracias naty!!! paseamos entonces, seguimos paseando..un beso embolsado.....

Fiorella Bártoli dijo...

Le dejo una bolsa de caramelos con sabor a mandarina y unos besos.

Aquí.

menta producciones dijo...

Pero muchísimas gracias por los besos las mandarinas y los caramelos, sabré retribuir con el mismo dulzor de las bolsas que olvidamos lejos sintiendo la cercanía, gracias por la visita fiorella

Violeta dijo...

jajaja, lo q me reí imaginando a clarita metiendo objetos e hijos dentro de las bolsas.
q buen texto. al final, no queremos meter a todos los gatos en la misma bolsa pero venimos todos de la misma. besos con la boca teñida de violeta.

menta producciones dijo...

Es que de la bolsa venimos y a la bolsa vamos, muchas muchas gracias y más de sus violetas con una boca manchada del mismo color

Tin Roig dijo...

Locoo, copado tu texto. Como siempre se ramifica y andá a saber dónde termina, jaja. Tenes una facilidad para unir imagenes muy particular.
te mando un abrazo Fabri
suertee! nos vemos por ahí



TIN!

menta producciones dijo...

Gracias amigo querido por supuesto nos vemos abrazos