agosto 10, 2008

De la mutación a la estática


"... soy aire en tu mirar, soy parte sin fragmentar, soy cosas que no soy en violetas gris y azul..."
Lisandro Aristimuño

Fuimos cambiando la forma de vernos incrustados en las grietas que dejan los patios de la casa chorizo, por donde se filtran las recetas de las fotos viejas y caen cuando explotan, trituradas, convertidas en gitanas adivinando futuros certeros de cuerpos visibles, que azotan la impostura del pie apoyado al suelo, practican telequinesis y acarician el manuscrito apócrifo del desplante como adelantando la espera de las butacas en los cines después de la escena bizarra de la mujer miedosa, la que teme por todos y cada uno de los espectadores mafiosos, lo que se adelanta desde la otra escena, la que está detrás de la escena nuestra, la primera, pensando tal vez en Dios o los caudalosos infortunios de las manos pegadas al sexo, levitando la única opción de la oscuridad, muertos de sorbos y pesebres, absueltos de la recreación en las tardecitas de pasillos cuando nadie viene a visitarme y me muevo, me atañe la fiebre paritaria en la puridad de los hospedajes sueltos aunque siga asustándolos el río o el mismo baño suspensivo, la misma agua visitada y se detiene, absuelta, sintetizada, socia del cráter que dejaron los cerramientos de las manos contra las tablas, ella duerme sobre el hombro izquierdo y ya no le importan los créditos porque conoce el desenlace sus acordes el placebo sus desvelos el turquesa sus azules por donde pasan otras imágenes rayadas entre las ninfas violentas que reverberan achicando estirpes, cuellos y retenes pero el coco se desprenderá del mismo jugo que lo acecha por ser coco y no jugo fuimos formando el cambio de cegueras desmontadas en la saciedad que dejan los cuartos de motel, las momias del paisaje no encuentran la combinación que las redima del vendaje magro en la ocasión que se suscitan los moldes de la motilidad los gradientes del esperma un músculo ocasional que estimula la reacción sucinta en las gradas de los hombres deshabitados se realzan los constelados una ventana igual al autorretrato de otro cuando era chico de mi grande, como estar pendientes de la luz sin que acuerde la visibilidad del fantasma con la crónica carnal, un sincretismo de paraguas y lluvia pronosticada a media estación engreída, sucia mal venida la única mujer de la sala vislumbra la trama y prosigue... ahora es parte de la mutilación de un eclipse desmadra la cisura del polo coacciona con las direcciones falsas inventa un final y zurce los bordes de la pantalla la costura del pantalón arriba, un cierre en el pecho del miedo cercano pero quedarán los negativos que no pudimos diferir del resto, de nosotros por sí tardan de concluirse ambas historias algunas nomenclaturas lo inefable ya es demasiado vieja la coralidad del thriller y nos quedará abierta la costra en la espalda torcida, algo ladeada hacia el costado metalúrgico derecho hasta que se revela la incógnita: fuimos lo que no se movía en la razón del movimiento, somos un plano desunido del primer adelanto de la estática antes de la canonización de este aposento.

14 comentarios:

miriam dijo...

Yo tengo ese muñequito! Si mal no recuerdo, es el bebé de la Flia. Telerín...
Gran texto y enormes fotos!
Slds, Miriam

menta producciones dijo...

Muchas gracias Miriam creo que es exactamente el mismo... las fotos y su arte son puro y exclusivo mérito del amigo Fernando a quien dicho sea de paso también agradezco infinitamente... abrazos intersticiales

Anónimo dijo...

fabricio que lindos textos...sos muy copado.
luli

menta producciones dijo...

Muchas gracias luli por los elogios desgraciadamente yo no puedo decir lo mismo de ti ya que no te conozco aunque pensandolo bien tal vez en una vida anterior hayamos sido arañas pollito y cierta unidad en torno al sesgo de todo veneno nos vuelva inmunes o porque no en una vida posterior seamos el mismo veneno o la misma inmunidad o nos conozcamos

el mundo de popozzy dijo...

heyyyy fabriii lokuraaaa tu texto me gusto contrastante filoso, sos un grosso...
placer de pasar y de que hayas pasado por el mundo de popozzy...
abrazoss de los que quieras muchos
nos vemos

menta producciones dijo...

Gracias amigo un verdadero placer más abrazos y nos vemos pronto

O.b. medio dijo...

cuando nadie viene a visitarnos la casa se pone dura...te quiero pibe! muy buen texto..y qué epígrafe!!

menta producciones dijo...

Si es verdad la casa se pone dura... gracias por el comentario y hasta el próximo resguardo

Violeta dijo...

fabri, re robaría el epígrafe para mi blog...pero antes, me alegra q hayas pasado y comentado.
sobre tu texto: fue muy loco porq mientras estaba leyendo una frase me olvidaba de qué había leído el segundo antes, es como una cadena de fotos que te van dejando sin aire, por la densidad del contenido-densidad en el buen sentido, no de pesado si no de consistencia, de peso- sino también de la puntuación. me encantan los textos escritos así, que obligan a leer a los pedos, como los de Puig. Placer de haber entrado a ver tus postales, un abrazo inmenso.

menta producciones dijo...

Querida violeta puedes desde ya robar todo lo que quieras ser un verdadero placer como también lo es tu comentario tu visita las palabras alusivas abrazos intersticiales seguimos en contacto

miriam dijo...

Fabricio: estás bien? Mucho tiempo sin postear, vamos!
Beso, y avisá que estamos al leerte.
Miriam

menta producciones dijo...

Todo bien Miriam querida ya vengo yo tengo, es que estos tiempos a veces nos alejan de lo que realmente nos hace bien pero por suerte lo tengo al amigo Fernando como siempre al pie del cañón... en cualquier momento subimos algo gracias realmente por preocuparte besos intersticiales

melina dijo...

muta lo que invade las células que ya no nos sirven para poder seguir viviendo.
muta todo el cambio y para cambiar hay que experimentar.
tus letras me mutan.. siempre.

abrazoooooooooo!

menta producciones dijo...

Gracias entonces por retribuir tanta mutación genética y sus avatares del afecto intersticial, es verdad las cosas dichas siempre nos mutan abrazo abrazo enorme enorme