junio 17, 2009

Después de la cura

Cuando lo planeó por primera vez, no era como si lo hubiese planeado antes. El acto informaba la excentricidad de un arrebato, era como si mereciera la absolución de lo discontinuo o al menos la unívoca dirección de lo que va y no vuelve. No es que la tregua estuviese desperdigada en la imposibilidad del desvelo, sino que el despliegue de sus ojos en él, la convencían de lo incipiente que todo conato presagia para ser designio. Movía el cuerpo casi imperceptible escribiendo la misma línea horizontal de los epitafios de los otros cuerpos pero en distintas verticalidades. Como si fuese el mismo pero en la diferencia, como si fuese diferente en sí mismo. Ella lo sabía en cada inscripción, en cada letra tatuada, en los alfabetos retraídos de "a night like this". Un responso del manjar, su postergación.
Al alejamiento de ciertas cosas lo determina el acercamiento a otras, un estudio ortodoxo de minúsculas caídas por las escaleras antes bajadas antes subidas, todo lo que se deshace cuando ya lo había deshecho antes. Como un beso prematuro, unos bermudas de lino miedoso a la arruga que construye piernas detrás de las manos. Ella mide la hora con la misma exactitud que él mide la espera. Las otras noches van despacio queriéndose guarecer de lo que obstruye el paso al día, un limite infrecuente de luces descoloridas y cansadas del tono agrio, del desvelo posible, de sus ojos ciertos que nunca escriben.
El perfil no se dejaba entrever acumulando protuberancias del lado derecho, hacia donde la inclinación se acentúa. El héroe de ella es preciso y ajado, se conserva como deslizando espaldas silvestres, vírgenes, huachas.
Esta noche es como una que vivió dormida acurrucada en la pose más fetal que aún la contiene. Lo arma y lo desarma desflecando sus partes más procesadas y menos apreciables por lo que antes veía mordiendo el bisturí, la patología singular que tuerce el eje del centro.
Una pierna cruzada detrás del horizonte estatuario reverberando el punteo interruptor del último sentido comunicativo que tenían las peceras con peces muertos flotadores de mentiras en dicha cercanía. Y ella se iba acercando despacio, eligiendo cada pauta que imponían sus movimientos. Esperando que él también se acerque.
El plan era viable, ni el a ni el b, sólo lo que intuyen las refracciones de lo pecuniario cuando termina la luz del foco emperador. Él iba a buscarla, ella iba a llamarlo un martes, él iba a cotejarla, ella iba a erguir su cabeza, ella iba a sugerir las mismas cosas que se sugieren cuando el tajo se agudiza despejando la infección que se somete a la sangre inamovible, él no iba a aceptar la tregua por más que los desvíos arancelen la corrección del tiempo.
Ella le dio un abrigo, hacía frío en los pasillos del patio. Le susurró algo al oído como queriendo desterrar del lugar, las miradas ajenas e influyentes. No aceptó las interjecciones del vino derramado sobre el mentón. Incluyó en su lista el alejamiento de la última pieza, determinista, festiva, inusual.
Las vértebras de esta noche fueron celebrándose quebradas en la madeja de las manos abiertas, creadoras del trono ilusorio entre los tres escalones que nadie ha subido aún y las dos semanas que le pidió.

9 comentarios:

Violeta dijo...

siempre hay uno que da de más...y pareciera que no hay mayor distancia que la de esos escalones trazados por el desequilibrio de los sentimientos.
entre letras andás derrochando sinestesia.

un abrazo recontra fuerte!

menta producciones dijo...

Esta buenísima la imagen querido Fernando y muchas gracias violeta por el primer comentario siempre atenta besos para ambos

Patricia Torres dijo...

Entre los tres escalones que nadie ha subido aún y las dos semanas que le pidió hay mil indicios que uno y otro dejaron plasmados en millones de acontecimientos. El miedo a hablar, el miedo de escuchar y no atreverse a decir la palabra justa, hasta que uno la dice porque el otro se la ha dictado. Las decisiones, los tiempos pactados entre dos en forma implícita, aunque, siempre es uno el que se responsabiliza y habla…
Sos un genio en el arte de manejar las palabras, por eso y por mucho más, te admiro y te quiero

menta producciones dijo...

Gracias Patri querida!!! por tus palabras, yo también te quiero mucho...

Anónimo dijo...

hermoso texto.un flash.
luli

Clementine dijo...

hace mucho tiempo no pasaba por acá, que lindo que es leerte de nuevo

menta producciones dijo...

Es verdad y ya se te extrañaba bastante de todos modos lo mío también es representativo de ciertas ausencias es por eso que ahora mismo pasare por su casa gracias un abrazo enorme

charlotte dijo...

"todo lo que se deshace cuando ya lo había deshecho antes"...
Tenés todo lo que deseo al llegar la luna, las letras, un tango camuflado,la música bestial de tu cabeza, la poesía, la historia, el qué vendrá, ese movimiento pequeño de mi cabeza asisntiendo- respirar hondo, la sonrisa marcada....
me voy a dormir contenta! estoy hecha!
beso grande nene! (y ahora somos amigos facebook jjajaj)

menta producciones dijo...

Que duermas muy bien, mientras lo hagas estaré visitandote, gracias por las palabras besos inmensos